0

Nueva York en la mira de ICE

Según información ampliamente divulgada la semana pasada, los inmigrantes de la ciudad de Nueva York estarían en la mira de la Agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).

El 17 de junio el Presidente Trump anunció que desde el domingo 23 de junio, ICE comenzaría a deportar a “millones de extranjeros ilegales que ilícitamente han encontrado su camino hacia Estados Unidos. Serán expulsados tan pronto como entren” y la medida fue fuertemente respaldada por el Director Interino de ICE, Mark Morgan, quien dijo estar comprometido a expulsar tantos indocumentados como sea posible, pero aclaró que no tienen los recursos para deportar a más de once millones de personas.

OBJETIVO DEPORTABLE

El objetivo de las deportaciones es técnicamente, la última oleada de inmigrantes que han entrado sin visa a territorio de los Estados Unidos, inmigrantes que han llegado recientemente, incluidas familias cuyos procesos de asilo ya concluyeron y que por lo tanto ya recibieron una orden de deportación y que aún permanecen en Estados Unidos. 

ICE ha indicado que tiene poco más de un millón de órdenes de deportación para ser ejecutadas. 

Para ubicar a los migrantes con órdenes de deportación, ICE buscará direcciones registradas en sus bases de datos y trabajará en la búsqueda con otras agencias federales y estatales, con las que tiene acuerdos de colaboración bajo el amparo de la Sección 287(g) de la Ley de Inmigración.

APOYAN DEPORTACIONES

De acuerdo a la misma agencia federal, desde el año pasado las investigaciones, redadas, arrestos y deportaciones en los lugares de trabajo han aumentado notablemente. 

Agentes especializados abrieron casi siete mil investigaciones en el 2018 para buscar a personas que trabajan sin documentos y realizaron casi seis mil auditorías para verificar el estatus legal de los trabajadores en sus empleos. Los arrestos aumentaron en un setecientos por ciento y fueron arrestos administrativos, es decir, de trabajadores empleados sin documentos. 

Existe un programa especial, llamado ICE Mutual Agreement between Government and Employers (IMAGE, por sus siglas en inglés), mediante el cual los empleadores pueden asociarse voluntariamente con las autoridades federales para facilitar el arresto de trabajadores indocumentados, por medio del sistema E-Verify, que comprueba si una persona está autorizada para trabajar en Estados Unidos. 

Según la propia ICE, el año pasado se arrestó a más de seiscientas personas, que trabajaban sin autorización apropiada.

ICE EN LOS TRABAJOS

De acuerdo a la información amenazante realizada por el Presidente Trump mediante un twitter del 17 de junio, ICE tiene planificadas redadas de familias indocumentadas, que inicialmente estaban pautadas a realizarse desde el domingo 23 de junio, pero que han sido momentáneamente suspendidas por orden del mismo presidente. 

Nueva York es una de las ciudades donde están planificadas las redadas masivas, además de Atlanta, Baltimore, Chicago, Denver, Houston, Los Ángeles, Miami, Nueva Orleans y San Francisco. 

Estas redadas están dirigidas a remover del país a dos mil inmigrantes que ingresaron por la frontera o tienen récord criminal, que ya tenían ordenes de deportación previa y que tienen ordenes finales de deportación.

Los agentes de Inmigración (ICE) pueden entrar a un lugar de trabajo para: realizar una  auditoria del Formulario I-9, efectuar una redada, o para detener a una persona específica.

AUDITORIA DEL FORMULARIO I-9

Los agentes acuden a la empresa o negocio para verificar si se siguieron las reglas del Formulario I-9, que confirma la identidad de las personas y la autorización de trabajo en Estados Unidos. 

Este requisito es para todos los empleados nuevos y se deben mantener en el archivo por tres años después de la contratación y un año después del último día de trabajo del empleado. 

Si ICE decide que no se siguieron las reglas del Formulario I-9, la empresa o negocio puede enfrentar una orden para dejar de contratar personas sin permisos de trabajo validos, multas y sanciones civiles y penales. 

Muchas empresas para protegerse obligan a los inmigrantes sin estatus a firmar este formulario, lo cual es ilegal y puede ser reportado como abuso y hostigamiento al Depto. de Trabajo.

REDADA EN EL TRABAJO

Una redadas es cuando los agentes de ICE van a un lugar de trabajo sin previo aviso, como parte de una investigación sobre un empleador. 

Si bien los agentes de ICE no son policías, pueden llevar uniformes que digan Policía o Agente Federal. También pueden portar armas y muchas veces son acompañados por la policía local. 

También los agentes de ICE pueden llegar a un negocio o empresa, tratando de ubicar a una persona buscada, por tener una orden final de deportación o porque tiene récord criminal. 

Mientras los agentes estén ahí pueden preguntar, cuestionar e incluso detener a otras personas.

ACCIONES EN EL TRABAJO

Si los empleadores tienen trabajadores con documentos no válidos, antes de la intervención de ICE, tengan a un abogado de inmigración calificado para asesorarles. 

Pueden hacer un plan de respuesta por escrito y practocarlo con sus trabajadores (qué decir, qué hacer); entrenar a todo el personal sobre el conocimiento de sus derechos y para que no huyan si llegan agentes de ICE, -huir podría darles una razón legal para arrestarlos-, no dar permiso a los agentes de ICE para ingresar al lugar de trabajo, ni contestar preguntas, ni dar ninguna información. 

El empleador y los empleados tienen derecho a guardar silencio y pedir hablar con un abogado. Los empleadores pueden proporcionar a sus trabajadores una lista de abogados u organizaciones que puedan ofrecerles servicios gratuitos y de calidad, o asesoramiento legal de inmigración de bajo costo.

CUANDO LLEGA ICE AL TRABAJO

Si agentes de ICE ingresan a un área pública de su negocio, dígales: “Soy el empleador. No pueden ir a otras áreas del lugar de trabajo sin mi permiso” y si los agentes de ICE intentan ingresar a un área privada, diga: “Esta es un área privada”. Los agentes no pueden ingresar sin una orden judicial firmada por un juez. 

Pregunte si tienen una orden judicial. Entrene a su personal para hacer un video o tomar fotos durante una acción de inmigración, sin impedir el trabajo que realizan los agentes y sin lanzar amenazas. 

Si los agentes tienen una orden judicial firmada por un juez, solicite una copia para leerla y si puede haga una copia. Mire a los agentes cuidadosamente y mantenga un registro de lo que hacen, para asegurarse que estén siguiendo lo que está escrito en la orden. Por ejemplo, la orden puede limitar las áreas que los agentes pueden buscar. 

Si los agentes de ICE intentan interrogarlo a usted o a sus trabajadores, recuérdeles a sus trabajadores que tienen derecho a guardar silencio y pedir un abogado. Cuando los agentes de inmigración se vayan, registre todo lo que sucedido, para dar detalles a su abogado.

En un lugar abierto al público, como por ejemplo un restaurante, los agentes de ICE pueden entrar libremente, pero no pueden entrar si el lugar está cerrado al público, a menos que tengan el consentimiento voluntario del empleador o una orden judicial válida.

El dueño del negocio puede negar su consentimiento a ICE para que entre a su lugar de trabajo sin una orden judicial. Si ICE entra sin una orden judicial y su empleador no dio su consentimiento, esto se puede impugnarse en un tribunal. Continúe afirmando su derecho a permanecer en silencio y a hablar con un abogado. Aunque ellos no respeten esos derechos, es importante hacerlo porque la conducta de los agentes de ICE puede ser cuestionada posteriormente en un tribunal. No discuta con un agente, no los toque, ni interfiera con una búsqueda.

Como informa la Asociación Americana de Abogados de Inmigración, AILA, todas las personas dentro de Estados Unidos, incluyendo inmigrantes indocumentados, según la constitución tienen ciertos derechos.

ICE puede presentarse en el trabajo, en la casa o en la calle.

¿QUÉ HACER?

Mantenga la calma, no corra, no discuta, no se resista, ni obstruya al agente, incluso si cree que sus derechos se están violando.

Mantenga sus manos donde los agentes puedan verlas.

No mienta sobre su estatus, ni proporcione documentación falsa.

No dé ninguna explicación o excusa.

No diga nada, ni firme nada, sin hablar primero con un abogado.

No entregue ningún documento de identificación voluntariamente, especialmente un pasaporte extranjero, ya que esto puede usarse en tribunal en contra de una persona que no es ciudadana.

EJERZA SUS DERECHOS

Tiene el derecho a permanecer en silencio;

No discuta su estado migratorio o de ciudadanía con los agentes de inmigración, ni ningún funcionario. Cualquier cosa que diga a un oficial puede luego ser usada en su contra en la corte de inmigración.

Si desea ejercer ese derecho, dígalo en voz alta.

No tiene que responder preguntas sobre dónde nació, si es ciudadano de Estados Unidos, ni cómo ingresó al país.

Si es ciudadano de Estados Unidos y un agente de inmigración le pide sus documentos de inmigración, debe mostrárselos. Si es mayor de 18 años, lleve sus documentos de inmigración consigo en todo momento.

Si no tiene documentos de inmigración, diga que quiere permanecer en silencio, o que desea consultar a un abogado antes de responder cualquier pregunta.

Si un agente de inmigración pregunta si puede revisarle, Ud. tiene el derecho de decir no. Agentes no tienen el derecho de revisarle o revisar sus cosas sin consentimiento o causa probable.

Prepárese y prepare a su familia en caso de que le arresten.

Memorice los números de teléfono de su familia y de su abogado.

Haga planes de emergencia si tiene hijos o toma medicamentos.

Si es detenido por ICE, tiene derecho a un abogado.

SI ES DETENIDO

Si queda detenido, tiene derecho de llamar a un abogado o su familia y tiene el derecho de ser visitado por un abogado en detención.

Recuerde su número de inmigración (número “A”) y entréguelo a su familia para localizarle.

Guarde una copia de sus documentos de inmigración con alguien de confianza.

Si Ud. no es ciudadano, pregúntele a su abogado sobre el efecto de una condena penal de su estatus migratorio.

No discuta su estatus migratorio con nadie, solo con su abogado.

Tiene el derecho de que su abogado le acompañe en cualquier audiencia ante un juez de inmigración.

Mientras esté en la cárcel, un agente de inmigración puede visitarlo. No responda ninguna pregunta, ni firme nada antes de hablar con su abogado.

Lea todos los papeles completamente, si no puede hacerlo, pida un intérprete.

No debe hablar con un agente de ICE sin un abogado.

SI VIOLAN SUS DERECHOS

Escriba todo lo que recuerde, incluidas las insignias de los oficiales, números de los vehículos de patrulla, de qué agencia eran los oficiales y cualquier otro detalle.

Obtener información de contacto para testigos.

Si está lesionado, busque atención médica de inmediato y tome fotografías de sus lesiones.

Presente una queja por escrito ante la división de asuntos internos de la agencia o la junta civil de quejas y puede hacerlo anónimamente.

Inmigrantes indocumentados abusados por su estatus

Para reportar acoso o abusos en el lugar de trabajo por el estatus migratorio se puede llamar a unidad Anti-Retaliación del Departamento de Trabajo estatal al (518) 457-9000 o al (888-469-7365) para denunciar prácticas ilegales vinculadas a amenazas con ICE.

También se puede llamar a la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad al (718)-722-3131.

Comparte
Archivado en: Internacionales, Noticias, Noticias Destacadas, Noticias Generales Etiquetas: ,

Get Updates

Share This Post

Related Posts

Leave a Reply

Submit Comment
© 2019 El Sol De NY. All rights reserved.