0

Derechos y protecciones contra deportación por ICE en Nueva York

La aplicación reforzada de las leyes migratorias por parte de la administración Trump está liderada a nivel nacional por el Fiscal General Jeff Sessions.

Por Impacto Latino

A pesar de que Nueva York es una ciudad que valora el aporte de sus inmigrantes y tiene leyes que los protegen, en esta “ciudad santuario”, -como en el resto de la nación-, los inmigrantes aún están en riesgo.

El gobierno federal ha intensificado los ataques contra las llamadas ciudades santuario, incluyendo a Nueva York, además de Filadelfia, San Francisco y Chicago y ha amenazado con retener millones de dólares en fondos federales y además, continúa deteniendo a residentes indocumentados a través esta agencia, incluso dentro de cortes de justicia.

El gobierno federal ha asegurado que suspenderá el apoyo a ciudades como Nueva York, que no colaboran con el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) que es la agencia federal que supervisa la inmigración legal a este país y es parte del Depto. de Seguridad Nacional.

La agencia de USCIS, encargada de remover a quienes han violado la ley es la Agencia de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos, es conocida por sus siglas en inglés como ICE (Immigration Control Enforcement).

HABLAN LOS NÚMEROS

Desde que el Presidente Trump asumió el cargo, a nivel nacional los arrestos a inmigrantes ha aumentado. En el 2017 el incremento fue del cuarenta y uno por ciento, en comparación al año anterior. En Nueva York los arrestos de residentes, sin antecedentes penales, se triplicaron y según estadísticas del propio Servicio de Inmigración (ICE), de 2.976 arrestos en el 2017, 899 fueron de personas sin condenas penales, en comparación con 250 de 1.762 en el 2016. El incremento de solicitudes de detenciones es considerable, en el año fiscal 2017 ICE emitió 1.526 solicitudes de detención, cifra que contrasta con las ochenta emitidas en el 2016.

CIUDAD DE INMIGRANTES

Se calcula que en Nueva York hay un promedio de medio millón de inmigrantes sin estatus migratorio y desde los primeros días de la administración Trump, el Alcalde de Blasio proclamó que defendería a todos los residentes de la ciudad de las políticas agresivas del gobierno federal. La ciudad ha reiterado ese compromiso, por el impacto económico que tendría un ataque contra los inmigrantes, que son parte de la fuerza laboral y productiva de la ciudad, como lo muestran las cifras.

CIUDAD SANTUARIO

La Ciudad de Nueva York desde el 2014 se ha negado a las solicitudes de ICE para detener a inmigrantes indocumentados, acusados ​​o condenados por crímenes, durante cuarenta y ocho horas después de sus fechas de liberación, para que los agentes de inmigración puedan capturarlos. Entre otras cosas la ciudad eliminó a las autoridades de inmigración del complejo carcelario Rikers Island, donde tenían acceso a los prisioneros cuando estos fueran liberados. El Alcalde de Blasio ha explicado que el término “ciudad santuario” se refiere a una política destinada a hacer que las víctimas indocumentadas o los testigos, se sientan seguros para denunciar los delitos a la policía, sin temor a las repercusiones de la inmigración.

EXCEPCIONES DE APOYO A ICE

Sin embargo, la ley de detención de Nueva York tiene excepciones y la policía, debe entregar a una persona condenada por uno de los ciento setenta delitos graves, cometidos en los últimos cinco años, incluidos incendios, homicidios, violaciones, robo y en casos de que exista una orden de detención firmada por un juez. El Alcalde de Blasio ha dicho que el dinero de la ciudad, no podrá usarse para ayudar a inmigrantes indocumentados condenados por los crímenes graves, definidos por la ley de detención.

 

Los agentes de ICE han aparecido en los juzgados de la Ciudad de Nueva York y han detenido a inmigrantes que han afrontado procesos ante la justicia.
Los agentes de ICE han aparecido en los juzgados de la Ciudad de Nueva York y han detenido a inmigrantes que han afrontado procesos ante la justicia.

POLICÍA E INMIGRACIÓN

En Nueva York el Depto. de Policía de la ciudad no cumple funciones de agentes de inmigración y no actúa arrestando a inmigrantes para deportarlos, pero a pesar de que tampoco el Depto. de Policía directamente no entrega a los detenidos a ICE, tiene una bien conocida y vieja práctica por la cual lo hace y consiste en proporcionar una hoja de ruta con la información del arresto, la cual la envía al Estado, que la comparte con la oficina federal de investigaciones y es ahí donde ICE puede acceder a la información.

RESTRICCIONES PARA ARRESTAR

ICE tiene dos tipos de restricciones sobre lugares donde sus agentes pueden hacer un arresto: legal y auto-impuesto. Al igual que otras agencias encargadas del cumplimiento de la ley, ICE debe respetar las protecciones constitucionales, lo que significa que sus agentes no pueden ingresar a una residencia privada sin consentimiento o una orden judicial. ICE se ha comprometido por sí misma, a evitar realizar arrestos en “ubicaciones sensibles”, política destinada a generar confianza y permitir a las personas participar en algunas actividades sin temor, incluyendo escuelas, lugares de culto, hospitales y demostraciones públicas.

ARRESTOS EN CORTES

En la Ciudad de Nueva York ICE ha realizado varios arrestos a inmigrantes cuando salen de las cortes. Según el Immigrant Defense Project, una organización sin fines de lucro que rastrea arrestos en los juzgados de la ciudad y el estado, en el 2017 se realizaron ochenta y siete arrestos en los tribunales de la ciudad de Nueva York, en comparación con seis en el 2016. En estos primeros meses del 2018, hubo trece arrestos en los tribunales de esta ciudad.

RAZONES DE SEGURIDAD

Por su parte ICE en un comunicado ha indicado que lo hace “debido a que los visitantes al juzgado generalmente ​​al entrar son revisados para buscar armas y otro tipo de contrabando, por lo cual los riesgos de seguridad para los oficiales que los arrestan y para el arrestado, dentro de tal instalación, se reducen sustancialmente”. Por su propia política, ICE no ingresa a lugares de culto, escuelas y hospitales, pero los juzgados se han convertido en lugares frecuentes de arrestos porque ofrecen un grado de control que los agentes no tendrían en lugares particulares.

CONTROVERSIA

En enero, ICE aclaró su política indicando que no arrestaría a familiares o testigos en las cortes y que las acciones dentro de los tribunales estarían en contra de “extranjeros con convicciones criminales, miembros de pandillas, seguridad nacional o amenazas a la seguridad pública”. Sin embargo el Fiscal del Distrito de Brooklyn, Eric. González, dijo en una conferencia de prensa que “Se hace creer al público que ICE está retirando a personas peligrosas” y censuró la práctica de ICE en cortes de justicia donde dijo que delincuentes de bajo nivel son más frecuentemente arrestados.

APOYO A INMIGRANTES

El Fiscal González ordenó a los fiscales que presenten cargos menores contra inmigrantes acusados ​​de ofensas de bajo nivel, para no provocar deportaciones o afectar sus solicitudes de inmigración. Por su parte el Fiscal del Distrito de Manhattan, Cyrus R. Vance Jr., se ha negado a enjuiciar a la mayoría de personas arrestadas por evadir la tarifa en el sistema de transporte público de la ciudad, a lo cual el Alcalde de Blasio se ha opuesto, afirmando que la práctica debe continuar por razones de seguridad pública.

DESPUÉS DEL ARRESTO

Lo que sucede después de que alguien es arrestado, depende de que si esa persona ya enfrenta una orden de deportación o no, de si tiene record criminal o no, de si ingresó al país legal o ilegalmente. Un detenido tiene varias opciones, puede solicitar asilo u otros programas similares. Incluso si ese alivio no está disponible, los tribunales de inmigración suelen retrasarse y los arrestados tienen varias rondas de apelaciones. Un proceso que puede tomar algún tiempo.

CONSIDERACIONES ESPECIALES

Los agentes de ICE tienen la discreción de decidir si alguien debe ser deportado y considerar sus contribuciones a la sociedad. La agencia puede permitir que alguien se quede, bajo supervisión, en circunstancias atenuantes, si la persona recibe tratamiento médico o cuida a un padre anciano, por ejemplo. Con la administración Trump, ICE está usando esa discreción con menos frecuencia. La posición de la administración es que cualquiera que esté en el país ilegalmente está violando la ley.

ANTECEDENTES PENALES

La administración Trump considera que estar en Estados Unidos sin documentación es un delito y hay un enfoque más estricto que en el pasado, cuando delitos de inmigración se consideraban infracciones civiles. Ahora la agencia toma en serio casos en los que lo único importante en el récord de alguien, es el incumplimiento de una orden de deportación. Pero la falta de antecedentes penales, aparte de los delitos de inmigración, puede ayudar a persuadir al gobierno de que permita que la persona permanezca libre, mientras espera una decisión sobre su estado, para tratar de lograr el estatus legal.

ASUNTOS PERSONALES

En ocasiones ICE permite que los deportados arreglen sus asuntos, pero los agentes de inmigración no están obligados a dar a los detenidos la oportunidad de recoger sus pertenencias o incluso despedirse de sus seres queridos. Dependiendo de la etapa del proceso de deportación y el historial criminal, algunas personas pueden salir libres, con la condición de que se comprometan a abandonar el país voluntariamente dentro de un período específico.

El más completo manual de derechos de los inmigrantes vigente es el elaborado por el Contralor de la Ciudad, Scott M. Stringer, está actualizado hasta el 2018 y a disposición gratuita para su lectura e impresión en linea, en varios idiomas

DERECHOS Y SERVICIOS DE INMIGRANTES

Una guía integral para ayuda en la ciudad, el estado y servicios federales para los 3,3 millones de inmigrantes que viven en la ciudad de Nueva York la elaboró la Oficina del Contralor Scott M. Stringer, para proporcionar mayor seguridad a las comunidades inmigrantes. La versión actualizada del manual que contraloría produjo en el 2015, está impresa en diez idiomas (bengalí, chino, francés, coreano, haitiano, creole, ruso, español, árabe, urdu e inglés). Incluye información relevante para inmigrantes en los cinco condados, incluyendo nuevas secciones sobre los derechos de los inmigrantes indocumentados, orientación sobre cómo denunciar crímenes de odio y respuestas a preguntas sobre los beneficios y limitaciones de una “Ciudad Santuario”.

El manual incluye materiales sobre recursos de contacto de emergencia para aquellos que temen la deportación; proveedores de servicios legales y sociales; programas de beneficios públicos; derechos de los trabajadores; asistencia a pequeñas empresas; derechos del consumidor; y otros temas relevantes para los inmigrantes que viven en Nueva York.

Comparte
Archivado en: Internacionales, Noticias, Noticias Destacadas, Noticias Generales Etiquetas: 

Get Updates

Share This Post

Related Posts

Leave a Reply

Submit Comment
© 2018 El Sol De NY. All rights reserved.