0

CUANDO LA INTOLERANCIA DEL ESTADO SE CONVIERTE EN REPRESOR DE LOS DERECHOS CIUDADANOS(EDITORIAL)

Miles de personas participaron en la marcha Verde en Santiago. Foto: Elieser Tapia.

Miles de personas participaron en la marcha Verde en Santiago. Foto: Elieser Tapia.

Los últimos sucesos ocurridos en República Dominicana frente a los justos reclamos de la ciudadanía para que cesen los actos de corrupción, la impunidad y la delincuencia estatal, dan una muestra fehaciente hacia donde nos llevan las autoridades actuales.

La colocación de drogas a dirigentes del denominado marcha verde, la forma grotesca como fueron masacrados un grupo de jóvenes que pretendían instalar una carpa frente al edificio que ocupa la Procuraduría General, la manera salvaje como fueron recibido y tratado varios congresistas que acudieron a indagar sobre los jóvenes apresados, son actos que sin dudas nos dan un indicativo de las pretensiones de las autoridades dominicanas, de perpetuarse en el poder.

Mientras que el Ministro de Interior declaraba que las conversaciones de los ciudadanos son espiadas, las evidencias de corrupción de varios estamentos estatales, la impunidad con son tratados por parte de jueces comprometidos con el gobierno, la sobrevaluación de las obras gubernamentales con la anuencia del Estado, la falta de transparencia de las operaciones del gobierno, son algunos hechos que en un país, medianamente con un respeto a la institucionalidad, la moral, la decencia, la honestidad y los principios de justicia, se habrían tomados las medidas de lugar, destituyendo a estos funcionarios y su posterior sometimiento a la justicia.

No nos cabe la menor duda de que se está en los aprestos de instaurar una dictadura de partido por parte de los detentadores del gobierno; no podemos pensar que se va a instaurar una dictadura donde impere la tortura física, las deportaciones, los encarcelamientos políticos; pero si una dictadura mediática donde se compran o se alquilan voces y medios de comunicación, para adormecer la ciudadanía con migajas del poder enquistados en tarjeta para alimentos, electricidad, salud y otros favores.

Todo se desarrolla desde una anillo político impuesto por los miembros del Comité Político del Partido d la Liberación Dominicana -PLD-quienes se han erigido como ley batuta y constitución, bajo la disimulada acción de apoyo al gobierno. Los familiares más cercanos de los altos funcionarios del gobierno, parecen gozar de franca impunidad, pues muchos de ellos han incurridos en cuantiosos robos de recursos económicos y gozan de libertad para que puedan disfrutar del dinero robado.

El denominado movimiento verde formado por hombres y mujeres que luchan contra la impunidad, la corrupción y la falta de transparencia gubernamental, han recibido toda clase de vejámenes, desde cárcel, injurias, denuncias falsas, donde se les ha colocado desde drogas y toda clase de pruebas falsas, tratando de desacreditar sus acciones ciudadanas.

Nos llevan por el derrotero de imponernos una dictadura mediática, donde cuando queramos despertar de esta pesadilla socio-política, será tarde; el tiempo es ahora cuando la patria nos llama a enarbolar la bandera de la decisión para defender nuestros derechos como ciudadanos a vivir en una sociedad de justicia, transparencia y equidad ciudadana.

 

Comparte
Archivado en: Editorial Etiquetas: 

Get Updates

Share This Post

Related Posts

Leave a Reply

Submit Comment
© 2017 El Sol De NY. All rights reserved.