0

Policías custodian residencias del presidente de El Bronx y senador por amenazas de muerte de un bipolar

13731003_10210528213058962_36094923408387461_oMIGUEL CRUZ TEJADA

NUEVA YORK._ La comandancia de El Bronx, dispuso custodias para proteger las residencias del presidente de El Bronx Rubén Díaz Junior (Rubencito) y su padre el senador estatal y reverendo, Rubén Díaz Senior, después que el domingo en la tarde, fuera arrestado el dominicano bipolar Christopher Canó, quien dijo a los investigadores que tenía una bomba en los zapatos y estaba armado de un revólver calibre .38, luego de ser contratado como “sicario” para matar al primero.
Ambos líderes puertorriqueños, son parte de los dirigentes políticos más populares y estimados por las comunidades latinas en Nueva York,  y llevan décadas de activismo político y comunitario.
En una entrevista telefónica con este reportero, ayer martes, el senador que representa un distrito en El Bronx, confirmó la especie y dijo que aunque la policía no ha dado credibilidad a las amenazas del enajenado mental, se decidió tomar las precauciones pertinentes, “porque precisamente se trata de un loco y los locos son capaces de cualquier cosa”.
El veterano líder, recordó que por sus posiciones radicales contra el matrimonio, gay, el aborto, defensa de los derechos civiles de las minorías y otros temas controversiales, ya había sido amenazado numerosas veces en cartas, mensajes de voz y por correo.
“El estaba con un revólver y aunque la policía dice que no es creíble, específicamente el acusado no dijo que le habían pagado para matar a Rubencito, sino a Rubén Díaz, no sabemos si se refería a mí o a mi hijo”, explicó el reverendo que dirige más de 300 iglesias cristianas agrupadas en la Organización de Ministros Hispanos de Nueva York.
“Rubencito, es muy querido y apreciado, pero yo tengo enemigos por mis posiciones bíblicas como pastor”, agregó el senador estatal que se recupera en su casa de una reciente operación en un hospital.
“Soy más controversial, con mis posiciones, defendiendo la palabra de Dios, pero no sé, no sé, no sé… no te puedo decir a cuál de los dos estaba amenazando, porque él no dijo que hablaba de Rubén Junior”, dijo Díaz.
Preguntado si siente temor por su vida, respondió que de ninguna manera puede tener miedo, “porque en la vida no podemos andar con miedo, pero hay que preocuparse”.
Díaz recalcó que “yo, he recibido amenazas siempre en las que me advierten que me van a matar, pero esta vez, la cosa es diferente”.
La policía dijo que Canó estuvo interno en un manicomio de Florida, pero descarta que sea parte de una “conspiración” para asesinar Díaz.
El reverendo señaló que “como se trata de un enfermo mental, una persona sin juicio, puede crear una situación muy peligrosa”. Agregó que una persona normal, puede detenerse a pensar, pero “este, le dijo a la policía que oye voces, hubo uno así y mató a la mamá, supuestamente por órdenes de esas voces”.
Dijo que las amenazas que ha recibido son anónimas y en las que le dicen que se cuide o que se la van a cobrar.
“Pero en esta ocasión, se trata de un desequilibrado mental y con un revólver agachado, por lo que podía hacer un desastre”, dijo el senador Díaz.
Explicó que por su situación de salud, no pudo participar en las últimas actividades importantes en El Bronx, incluyendo la parada dominicana, en la que participaba Canó.
“No puedo asegurar si es dominicano o no, porque la policía me dijo que es un hispano, pero no especificó su nacionalidad”, añadió el líder político y religioso.
El sospechoso tenía dos arrestos previos por drogas y tenencia ilegal de una pistola.
En el momento del incidente, el presidente de El Bronx, se encontraba en Filadelfia, donde participa en la convención del Partido Demócrata.
Comparte
Archivado en: Westchester Etiquetas: 

Get Updates

Share This Post

Related Posts

Leave a Reply

Submit Comment
© 2019 El Sol De NY. All rights reserved.